Láminas de control solar y ahorro energético

Edificio de cristalCon la aplicación de una de nuestras láminas de control solar, bien sea reflectante o bien entintada, usted conseguirá convertir el interior de su oficina, lugar de trabajo u hogar en un espacio mucho más confortable, ya que con ellas se puede reducir el calor sofocante y el reflejo en más de un ochenta por ciento, dependiendo del tipo de lámina que usted seleccione.

Control térmico de los acristalamientos

La climatización y el ahorro de energía son dos aspectos muy importantes a la hora de proyectar un edificio, sin embargo, son aspectos a los que hasta ahora se solía dejar de lado en favor de otras consideraciones. Muchos edificios existentes tiene graves deficiencias de control climático y los acristalamientos son el punto más débil.

Si usted no tiene la intención de cambiar el aspecto de los vidrios del edificio, pero aún así quiere eliminar el calor extremo y el reflejo intenso, con la elección de una película de control solar inteligente de nuestro catálogo conseguirá regular la cantidad de luz y energía solar que llegan al interior sin cambiar los cristales.

Protección solar sostenible

Viviendas con lámina instalada en las ventanasA través de un material transparente, es posible crear un filtro solar que refleja las radiaciones infrarrojas y las devuelve al exterior antes de que sean absorbidas completamente por los materiales del edificio y se conviertan en calor. La utilización de este tipo de componentes disminuye el efecto invernadero de las superficies acristaladas de los edificios y reduce el calor interior. Se trata de una nueva tecnología, que aplicada a la arquitectura, posibilita un diseño de fachada libre y más sostenible.

Nuestras láminas metalizadas de protección solar y ahorro energético únicamente permiten el paso de menos del veinte por ciento de la energía solar causante del calor, es decir, reducen drásticamente la ganancia de calor a través de los acristalamientos. Tengamos en cuenta que el aire acondicionado consume aproximadamente seis veces más energía que la calefacción. En una instalación típica la reducción en el consumo de energía ronda un treinta por ciento.

Ambiente confortable

Los estudios de las condiciones de comodidad revelan que la temperatura de confort puede variar entre 26 y 22°C, con una tolerancia de ± 2°C. En el caso de una estancia interior es necesario tener en cuenta que los edificios tienden a calentarse de forma espontánea a una temperatura media de 2° a 4°C superior a la temperatura media exterior, con una oscilación diaria muy inferior, debido a las ganancias térmicas por los ocupantes, el alumbrado y los aparatos eléctricos, a lo cual hay que sumar a la ganancia solar debida al efecto invernadero que produce el acristalamiento, cuando deja pasar la radiación solar directa e incluso difusa (iluminación natural) e impide su salida. Nuestras láminas le permitirán aproximarse a la temperatura de comfort con un menor consumo de energía:

  1. Reducirán de forma drástica el calor que se produce por el efecto invernadero.
  2. Evitarán las diferencias de temperatura entre las zonas próximas a los cristales y el resto de la estancia
  3. Usted continuará disfrutando de la iluminación natural sin los inconvenientes que las superficies acristaladas sin tratamiento comportan. No sufrir las molestias del sol no quiere decir prescindir de su luz, estando confortablemente protegido, no tendrá que acudir a fuentes de iluminación artificiales si no lo desea.
  4. Minimizarán los reflejos en las pantallas de ordenador y las pizarras.

Ahorro energético

Apartamentos de montaña con cristales protegidos por lámina bronceReduzca el consumo energético de una forma sencilla, fiable y rentable. El acondicionamiento ambiental pasivo le permitirá conseguir una comodidad equivalente o superior al caso de utilizar sistemas activos de climatización de forma abusiva, con un menor coste de explotación y mantenimiento, y gracias a ello amortizará rápidamente la inversión.

Su bajo factor solar consigue reducir el exceso de energía solar en el interior de los edificios y, dado que ayudan a mantener uniforme la temperatura interior, nuestras láminas incrementan la eficiencia energética de su sistema de climatización y le permiten ahorrar energía desde el mismo día de su instalación.

Solución estética

Tanto si está buscando una imagen contemporánea como un diseño uniforme, disponemos de diferentes tipos de láminas para control solar que pueden complementar estéticamente el exterior de una vivienda o edificio de oficinas

Características

  1. Reducen las diferencias de temperatura en zonas distantes dentro de un mismo local. Se reducen los puntos fríos y calientes al ser la temperatura más homogénea
  2. Aprovechan mejor la luz natural. En muchos casos no será necesario correr las cortinas ni «huir» de las ventanas para poder trabajar. Las recomendaciones sobre iluminación de espacios para usos de oficinas y consultorios médicos dadas por la Comisión de la Unión Europea sitúan valores apropiados de referencia en el rango de 300 a 500 luxes y con nuestras láminas específicas conseguirá reducir la entrada de luz para ajustarse a estos valores.
  3. Reducen los costes energéticos hasta un 30%, sobre todo en refrigeración. Como efecto secundario, prolongan el tiempo de vida de los equipos de aire acondicionado, que trabajan menos forzados y esto a su vez, reduce los costos de mantenimiento.
  4. Se evita el deslumbramiento y la fatiga ocular. Al eliminar los reflejos en las pantallas de los ordenadores y las pizarras la eficiencia laboral aumenta, el lugar de trabajo se hace más confortable
  5. Contribuyen a disminuir las emisiones de calor de los equipos de climatización, (un factor más del efecto «invernadero» en las ciudades).
  6. La instalación de lámina de control solar y térmico es sencilla, no es necesario desmontar los vidrios, y limpia, la operación no deja ningún residuo.